La incorporación de agua a los jardines es un aspecto que produce armonía y serenidad.

La ambientación dentro y fuera del estanque se realiza con especies aptas y ahorro de recursos integrando estos paisajes al entorno natural.

Se trate de jardines con grandes estanques o pequeños, fuentes y cascadas se diseñan  siempre inspirándose en los paisajes lacustres naturales de lagos, lagunas ríos y arroyos