Diseñar y realizar jardines es una tarea apasionante, siendo nuestra principal motivación lograr acercarnos a la naturaleza, integrarnos e interaccionar con ella, de modo que el producto que surja de esto armonice con la esencia, con lo que nos ofrece el entorno natural.

Preservar nuestros paisajes, entre los que se incluyen nuestros jardines, es un responsabilidad que debemos asumir cuando actuamos sobre el medio natural.Es el momento de optar por un diseño de jardines con bajo consumo de agua acorde con el clima mediterráneo.

Lo que hoy conocemos como xerojardinería que podríamos denominar igualmente jardinería mediterránea es una variante ecológica que intenta ahorrar agua, productos fitosanitarios y abonos y procura utilizar recursos basados en los procesos naturales de las plantas.

Esto incluye la jardineria sostenible, bajo consumo de agua, bajo mantenimiento y algunos de sus aspectos son:

 

• Utilización de especies con bajo requerimiento hídrico. Autóctonas y/o bien adaptadas.

• Restricción de los espacios de césped, utilización de gravas, piedras guijarros, cantos rodados.

• Utilización de malla antihierbas.

• Coberturas orgánicas o inorgánicas (corteza de pino, grava volcánica o coberturas vegetales).

• Control orgánico de plagas.

• Reducción de podas drásticas.

• Con esta concepción del trabajo, los jardines resultantes son simples, originales, variados y alcanzan su plenitud paisajística en armonía con las condiciones naturales del lugar.

• Son más fáciles de cuidar y tienen bajos requirimientos de manutención.